Colaboradores

 

Maquinaciones del espionaje

2017-06-25 23:21:56
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

NAVAJA DE MUCHOS FILOS
Si el verbo "espiar" denota la acción de observar atenta y secretamente, o con disimulo, a algo o a alguien, para informar o informarse de todo lo visto, esa conducta de dios o de dioses, del hombre o de hombres, ha formado parte de la vida.
Todo dios ha espiado. Cronos espió a sus padres Urano y Gea, y los releva. Cronos y Rea son espiados por su hijo Zeus y, así, éste los derroca. Ese espiar dio poder.
En la Biblia, dios espía. Lo mismo en el Libro de Job que en el Génesis. Job, buen hombre a prueba, padece el espionaje divino, al igual que Adán, Eva y la serpiente, quienes sufren un castigo que trasciende a todos sus descendientes, afectándonos con esa virtud, o defectillo, de espiar y ser espiados.
De esas épocas pasemos a nuestro tiempo, y observemos que destacados periódicos y periodistas de los EU han espiado, con el fin de publicar informaciones sobre poderosos, logrando con ello, entre otras cosas: poder.
Uno de los propósitos de espiar es obtener poder a través de la información, de ahí que para muchos jefes de tribu, o reyes, o presidentes, vale más y cuesta menos tener un espía en el espacio del adversario, que costear todo un ejército para sitiar al enemigo.
Pero ahora, en esta avanzada segunda década del siglo XXI, los espías tienen tecnologías sofisticadas de punta para realizar sus espionajes y, como siempre, el más poderoso fisgonea eficientemente, mientras los pobres y los débiles sólo son objeto de espionaje.
Esa actividad, de espiar, a mí siempre me ha resultado perversa, y propia de inmorales contumaces, pero entiendo que para algunos es virtuoso trabajo, o un mal que se explica y justifica al ser producto de una necesidad.
George Orwell en su novela "1984", publicada en 1949, predice un futuro para los humanos, en donde el ojo del Big Brother nos tendrá vigilados totalmente.
Y hoy por hoy, en donde casi hay un teléfono celular por cada ser humano, es decir, en donde hay poco más de 6 mil millones de esos aparatos, a través de ellos y de las pantallas de TV y computadoras, nos observan los poderosos del planeta, incluso en el interior de nuestro hogar.
Así que participamos en una tragicomedia malsana, en donde quien espía siempre será espiado, bajo las sábanas de su cama, en las cuentas bancarias, en sus propiedades, en sus contratos, en sus más íntimas y personales conductas.
Nuestros periodistas más distinguidos, a quienes el poder público de México espía, a su vez, siguen observando atenta, secreta, o disimuladamente a los jefes de los espías, para tener materia de información, y publicarla o no, según un sinnúmero de circunstancias económicas, políticas, éticas, jurídicas; empero, eso sigue siendo un combate por el poder.
La libertad y privacía del hombre está garantizada por el artículo 16 Constitucional y sus leyes reglamentarias. ¡Que el gobierno mexicano cumpla y haga cumplir esas disposiciones jurídicas!

Leer más

 

 

¿Terroristas en México?

2017-06-19 00:18:26
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

NOS BOMBARDEARÁN COMO A SIRIA
Rex Tillerson, secretario de Estado en el gobierno de Trump, recién afirmó durante su comparecencia en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de su país: "Claramente vemos que los cárteles mexicanos están conectados con organizaciones terroristas, incluyendo el estado islámico de Irak y Siria (ISIS)" Esta aseveración ya la había formulado el secretario de Seguridad John Kelly.
La intención inicial de estos declarantes parece ser la de lograr mayor presupuesto, en 2018, en su lucha en contra del terrorismo, pero, francamente, las consecuencias de su decir son aterradoras y peligrosísimas.
Y, ante eso, el gobierno mexicano no debe callar, en una complicidad pasiva, esperando ingenuamente que parte de esos dólares llegan a sus poco honestas manos, sin darse cuenta que lo que pueden venir son bombas made in USA hacia territorio mexicano, para acabar, aparentemente, con ese narcotráfico terrorista, sin importar que como consecuencia aleatoria mueran cientos o miles de inocentes connacionales.
Pruebas hay, y suficientes, de que la irresponsabilidad se contagia con facilidad. Recordemos que el candidato Trump amenazó a México, señalando que pronto tendría un ejército bien armado y con drástica disciplina.
Y ahora, en el poder, puede abusar de la palabra "terrorismo", para aplicarla a quien se le dé la gana, ya sea porque ese "terrorista" le ganó las ganancias en un negocio mercantil a una de sus empresas familiares, o porque el gobierno de una nación no lo trató, como negociante privilegiado, tanto como él hubiera querido, en el tiempo en que hacía tratadas como gran inversionista en el sector privado.
Total, ojalá no haya confusión. Una cosa es el crimen organizado, al que hay que combatir honesta y eficazmente, entre todos los países implicados, y otra cosa diferente es que el territorio mexicano lo conviertan, idiotamente, en campo de batalla contra el terrorismo.
A todos nos duele lo que pasa en Siria, Irak, Afganistán. México se solidariza con esos pueblos víctimas de los poderosos, pero no aspira a substituirlos, ni creo que al pueblo de los Estados Unidos le convenga tener esa lucha en su frontera sur.
Qué de sustos y de infamias nos esperan con un gobierno como el de Trump. Más nos valdría prepararnos para ganar esa partida de ajedrez de política internacional, pero con mexicanos patriotas, talentosos, valientes, de gran calidad negociadora, honestos.
La mayoría del pueblo de EU está constituido con gente buena, al igual que la población mexicana; esto nos une y nos hace fuertes a ambos, en ese proceso de una Gran América para todos, y no para unos cuantos.
Nuestros problemas comunes no tienen por qué enemistarnos; deben hacernos más amigos. Y no se resuelven con soldados de las fuerzas especiales portadoras de armas sofisticadas, sino viviendo y compartiendo misiones de acercamiento positivo en todos los órdenes.

Leer más

 

 

Cambios en la UMSNH, rumbo a la rectoría?

2017-06-16 12:28:44
Fuente: Ignacio Martínez

Tuvieron que pasar 34 años para que alguien decidiera mover el organigrama de la UMSNH.
Hoy el rector Medardo Serna toma la decisión y con ello se lleva desde el reconocimiento por la decisión hasta crítica.
Y más aún para muchos empieza a tomar forma quien podría ser el sucesor del Dr. Serna González.
Los cambios en las cabezas de las secretarías son sintomáticos, Orlando Vallejo se va, deja la Secretaría de Difusión Cultural, un caballero para muchos, hombre que trae tatuado el escudo de la universidad en su piel, otros insistirán el apellido le ha pesado.
Llega Norma Lorena Gaona mujer que en los últimos tiempos llevo a cuestas la responsabilidad de la Universidad en Lázaro Cárdenas de manera notoria.
En otra posición fundamental la Secretaría de Administración es nombrado José Apolinar Cortés y sustituye a Oriel Gómez Mendoza.
José Apolinar junto con el señor Espino son gente muy cercana al señor rector, hombres de toda su confianza, los conoce desde hace varios años, para muchos tal vez los dos hombres reales del rector por su lealtad.
Si pudiera hacer una comparativa pensaría en Adrián López y Pascual Sigala dos amigos y de total confianza del gobernador Aureoles, algo así son para el rector Apolinar y el señor Espino.
Hay una nube que ensombrece el panorama al salir ayer mismo, la tarde de los nombramientos el nombre de la nueva Jefa del Departamento de Auditorio Teatros e Infraestructura Deportiva: Sandra Ayala Gómez
Todo indica que en 2016 fue inhabilitada por la secretaria de la contraloría del estado de Michoacán y por seis años.
Esa terrible tontería de nuestros gobiernos, a alguien que comete alguna irregularidad solo lo inhabilitan, no hay otros castigos.
Como dijera Luisa María la Auditoria Superior de Michoacán requiere dientes, hoy está sin dientes, sin mayor acciones de castigo.
Hay mucha gente de Marco Antonio Aguilar Cortes, fueron despedidos gente de Galván Infante y Silvia Figueroa.
Significa que el yerno de Marco Antonio Aguilar Cortés, el Dr. Salvador García camina sin ningún tropiezo rumbo a la rectoría.

Leer más

 

 

LA CLASE OBRERA EN EL CAPITALISMO

2017-06-16 12:27:45
Fuente: OMAR CARREÓN ABUD

Cuando se pelean las comadres, salen las verdades. Sabiduría popular que es muy aplicable a muchas de las denuncias y señalamientos que se le hacen al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y a las que él, a su vez, hace a sus enemigos de la gran prensa mundial; “atlantista”, le llaman algunas publicaciones en referencia a que le sirve a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), poderosa alianza militar liderada por Estados Unidos. Antes de entrar en materia, diré que la actitud de la prensa, esa llamada “atlantista” que, por su poder e influencia, parece que fuera toda la prensa y todos los medios de comunicación del mundo, en lo que respecta a Donald Trump y a su gobierno, así como la actitud de poderosos e influyentes políticos de Estados Unidos que, un día sí y otro también, la emprenden contra el arrogante empresario que ahora despacha en la Casa Blanca, se explica, porque Donald Trump representa a un grupo de imperialistas diferente a los grupos (o el grupo) que había venido gobernando Estados Unidos durante los últimos años. Ni más bueno ni más malo, no es tiempo de hacer evaluaciones, sólo diferente. Representa, pues, otros intereses imperiales y por eso tiene la cerrada oposición de políticos y funcionarios altamente colocados. Tiro por viaje, dos de los más importantes diarios de Estados Unidos, el Washington Post y el New York Times, como voceros oficiales u oficiosos de sus adversarios, publican notas, reportajes, fotografías y editoriales en contra de Donald Trump, sus colaboradores y su familia. Esta vez me referiré a un reportaje que publica The Guardian de Londres sobre la situación de los trabajadores en las empresas que fabrican ropa de la marca de Ivanka Trump, la hija del presidente, en Indonesia.
Dice The Guardian, un importante diario inglés, que una fábrica que hace prendas de ropa para esa marca en Subang, Indonesia, al oeste de la isla de Java, tiene trabajadores que ganan tan poco que no les alcanza para vivir con sus hijos, los niños viven con su abuela a varias horas de viaje en motocicleta y sólo ven a sus padres un fin de semana al mes pues sólo una vez al mes sus padres pueden pagar la gasolina para el recorrido. En esta localidad, se añade, se pagan los salarios más bajos de Asia. Los padres trabajadores informan a los entrevistadores del diario que no pueden ni siquiera pensar en saldar sus deudas, son permanentes, pues apenas cubren el alimento para los niños, los libros para la escuela, el viaje de visita y otros gastos indispensables. En la empresa de referencia, trabajan 2 mil 759 obreros, de los cuales, sólo 200 están sindicalizados en dos uniones diferentes y las jornadas son extenuantes: de acuerdo con una tabla de rendimiento, los obreros tienen que producir (o coser) entre 58 y 92 prendas cada media hora, pero, el rendimiento promedio real es de entre 27 y 40 prendas por lo que, para cumplir la tarea, los obreros deben trabajar horas extras que sólo esporádicamente les son pagadas, en otras palabras, la jornada de trabajo se alarga a capricho del patrón; eso sí, es una gran ventaja que si las muchachas no solicitan un día de permiso por su período menstrual, reciben un bono de 10 dólares con 50 centavos al mes. Claro está que estos obreros y obreras ni en sueños podrán comprar y usar uno de los cientos de vestidos que manufacturan a diario. ¿Fake news? No creo. Conociendo como se las gasta el capital, me parece que es la verdad monda y lironda.
Ya desde 2013, cuando se derrumbó el edificio Rana Plaza en Daca, la capital de Bangladesh, iba saliendo a flote la explotación brutal de los obreros en los países de bajos salarios (como México). La grandeza de los negocios, la productividad formidable del capital, los increíbles emprendedores y empresarios de éxito, tienen férreamente adherida una parte oculta sin la cual no podrían ni existir ni competir ni triunfar. El inmueble de ocho pisos albergaba un banco, algunas tiendas y varias fábricas textiles en las que laboraban miles de personas, un informe del parlamento británico, señaló que el edificio había sido construido para tiendas de venta al menudeo, pero que, con los miles de trabajadores, los numerosos generadores eléctricos y otros equipos y máquinas, el peso que debería soportar era excedido seis veces. Cuando se derrumbó el 24 de abril de 2013, mató a 1,133 personas y dejó gravemente heridas a 2,500 personas más, es una de las más grandes tragedias de un centro de trabajo industrial en toda la historia.
Carlos Marx el gran revolucionario que investigó y descubrió el funcionamiento interno del capital, también utilizó los reportes de comisiones enviadas a las fábricas por el parlamento inglés y consignó en su obra inmortal algunas de sus denuncias: “En un taller de laminación en que la jornada nominal de trabajo comenzaba a las seis de la mañana y terminaba a las 5 y media de la tarde, había un muchacho que trabajaba cuatro noches cada semana hasta las 8 y media, por lo menos, del día siguiente… haciéndolo así durante seis meses”. “Otro, de edad de 9 años, trabajaba a veces tres turnos de 12 horas seguidas, y otro de 10 años dos días y dos noches sin interrupción.”. “Jorge Allinsworth, de nueve años: `Vine aquí el viernes pasado. Al día siguiente nos mandaron comenzar a las 3 de la mañana. Estuve aquí, por tanto, toda la noche. Vivo a 5 millas de aquí. Dormía sobre el suelo, tendido encima de un mandil de herrero y cubierto con una chaqueta´”. No son investigaciones personales de Marx ni conclusiones suyas, son citas textuales del informe de la Comisión para el empleo de niños de la Cámara de los Comunes.
Pero –dirá alguien- eso es allá en Indonesia, en Bangladesh, al otro lado del mundo o, en todo caso, en la Inglaterra de mediados del siglo XIX, ahora estamos en México en el arranque del siglo XXI y todo eso, o es cosa muy lejana, o forma parte de la historia ¿Sí? ¿Seguro? La tristeza y el sufrimiento, además de existir en la propia casa del lector, si es un trabajador, un comerciante en la calle o un empleado, están más cerca de lo que usted se imagina. Veamos lo que publica esta semana el diario El Universal de la ciudad de México con motivo del Día Internacional contra el Trabajo Infantil que se celebró el pasado 12 de junio: “Aquí no hay para comer”. “Con estas palabras –dice el diario- los padres de Carlos lo motivaron a buscar empleo de lo que fuera para poder contribuir con el gasto familiar y alimentar a sus cinco hermanos menores… cuando tenía 13 años se separó de su familia y partió de San Miguel Lachixola, Oaxaca, de donde es originario con destino a la ciudad de México para trabajar. Hace un par de semanas cumplió 15 años”. “Carlos es uno de los 2 millones 460 mil menores de edad que trabajan en el país”.
No es, pues, la fábrica que elabora las prendas de vestir con la marca de Ivanka Trump, no son las concentraciones infrahumanas de costureras en Bangladesh ni las condiciones brutales en las que se originó el capitalismo industrial en Inglaterra, es el capitalismo mismo que ha sentado sus reales en todo el mundo, es el régimen de la máxima ganancia que arrasa niños y adultos, hombres y mujeres y, aunque se niegue por parte del presidente de Estados Unidos y su equipo, está arrasando el planeta entero. ¿Hasta cuándo?

Leer más

 

 

JOHN M. ACKERMAN Y LOS ENEMIGOS DE RT

2017-06-14 12:44:49
Fuente: OMAR CARREÓN ABUD

El señor John M. Ackerman, colaborador del importante periódico digital Russia Today (RT), a los antorchistas nos llamó “perros” en su cuenta de Twitter. El texto publicado por el señor, es el siguiente: “Casa de promotora Morena rodeada por #Antorcha. Av. Tláloc, esq. Aculco, Col. La Palma, Chimalhuacán. Que @alfredodelmazo detenga sus perros”. Este es el peligroso nivel de odio e inquina que escupen los simpatizantes de Morena en contra de la organización de los pobres de México. Cuidado. Nosotros demostraremos, con pruebas contundentes que cualquier persona con disposición y buena fe puede corroborar, que el señor Ackerman se ha dado a la tarea de embestir con insultos, con mentiras, con acusaciones sin fundamento y otros recursos sucios muy propios de los medios de comunicación de los grupos de poder, en una palabra, que John M. Ackerman es cómplice en la tarea de ampliar la guerra sucia contra el Movimiento Antorchista. Al final del escrito, el lector juzgará si John Ackerman es un defensor de la justicia y de la verdad o, simplemente, es otro vulgar difamador con poder en los medios.
No deja de sorprender, por supuesto, que las declaraciones de Ackerman aparezcan en la página de RT, una unión de periodistas que se ha dado a la tarea de combatir la manipulación mediática que asuela al mundo entero. Las acusaciones infamantes de Ackerman aparecen, incluso, precisamente, el mismo día y a un lado del importante desmentido que hacen los periodistas de RT acerca de la pretendida tragedia del niño de Alepo, “uno de los fakes más aterradores sobre Siria”. Veamos.
Me refiero, desde luego, no sólo a las adjetivaciones zoológicas propias de un demócrata y humanista modelo como pretende ser Ackerman, sino a sus acusaciones vertidas en un video que publicó en su cuenta de Facebook y que, en su parte sustancial reprodujo RT. En el video titulado “5 razones para dudar de la ’verdad histórica’ que nos quieren imponer”, Ackerman asegura que durante la jornada electoral del domingo 4 de junio se desplegó uno de los operativos de compra y de coacción del voto más grande en la historia de México. “Se movilizaron maestros, enfermeras, doctores, transportistas, antorchistas, para comprar el voto, para acarrear a los ciudadanos, para manipular la voluntad popular”, dice el señor Ackerman. ¿En qué estaría pensando, quién o qué inspiró a Don John a elaborar esa curiosa y heterogénea lista de adquirientes de votos? ¿Maestros? ¿Enfermeras? ¿Doctores? ¿Transportistas? ¿Todos? ¿Qué trae Ackerman contra esos profesionales y esas ocupaciones porque supongo que el señor puede distinguir bien (o más o menos) entre lo general y lo particular? ¿Qué seriedad, qué veracidad puede tener una acusación así formulada?
Pero Ackerman llegó a su objetivo verdadero: después de los compradores de votos enumerados para distraer al lector, o sea, después de los fake buyers, señaló a los antorchistas; y, en su respuesta pública al desmentido de la Dirección Nacional del Movimiento Antorchista que -gracias al conocido pitazo- fue publicado en RT ya debidamente acompañado de nuevas acusaciones de Ackerman, informó a sus lectores en qué sustentaba sus acusaciones contra los antorchistas y dijo contundente: “se basa tanto en información pública recogida por los medios de comunicación como en los recorridos, los informes y las denuncias ciudadanas recibidas por la iniciativa ciudadana #NiUnFraudeMás”. ¿“Información pública recogida por los medios de comunicación”? ¿Así nada más y ya es verdad incontrovertible? No vayan a resultar esos “medios de comunicación” como los que publicaron en todo el mundo la fotografía del niñito herido y lleno de tierra que ahora denuncia RT como una gigantesca falsificación. Ackerman ¿ingenuo o chapucero? Pero todavía añadió para convencer a algún lector incómodamente suspicaz: “información… en los recorridos, los informes y las denuncias ciudadanas recibidas por la iniciativa ciudadana #NiUnFraudeMás”. ¿Denuncias ciudadanas? ¿Sin nombres ni apellidos ni lugar ni circunstancias ni nada? ¿Qué valor probatorio tiene eso señor -creo que- jurisconsulto? Ackerman confiesa paladinamente que es testigo de oídas. ¿Y la iniciativa ciudadana llamada “ni un fraude más”? La más mínima, elemental honradez le debería imponer a John M. Ackerman la obligación ineludible de informar al lector al que se dirige que esa “iniciativa ciudadana” no es más que un membrete detrás del que mal se esconden él y otros como él.
En cuanto a que dice: “rechazo categóricamente que las afirmaciones busquen `llevar agua al molino de López Obrador´, figura pública a quien no menciono una sola vez en la videocápsula correspondiente”, sólo invito al amable lector a que sufra un poco y lea un bodrio que lleva por título “AMLO es mi gallo” que firma John M. Ackerman y que fue publicado en La Jornada el pasado 27 de febrero y podrá decidir con más elementos de juicio si en efecto Ackerman lleva agua al molino de López Obrador o sólo realiza una tarea más modesta. Y en cuanto a su afirmación de que “no existe ninguna “calumnia” en contra del `Movimiento Antorchista Nacional´ ya que jamás se le menciona a la organización por nombre, ni se utiliza ningún símbolo referente a esta organización, ni se le atribuye delito alguno”, debo decir que me pasma el cinismo, la cachaza del señor para tirar la piedra y esconder la mano; dos párrafos atrás copié la cita textual de lo dicho por Ackerman por si alguien quiere repasarla ¿así quieren que los mexicanos voten por los morenistas? Pero todavía dijo más y, desmintiéndose a sí mismo, usó nuevamente el nombre que distingue a los antorchistas para calumniarlos y dijo: “solamente la persona más ingenua pudiera creer que el “Movimiento Antorchista Nacional” sea una organización que siempre se comporta “con apego a la democracia y en completa paz” y “con estricto apego a la legalidad”, como señala su carta de réplica. La íntima relación entre esta organización y el Partido Revolucionario Institutional (PRI) y sus gobiernos es conocida por todos y existen numerosas denuncias públicas con respecto a su comportamiento”. Así de que “numerosas denuncias públicas” es lo mismo que haber probado los hechos, denunciar es lo mismo que probar. ¿En qué escuela aprendió derecho señor Ackerman? Sus compañeros del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM deben estar justificadamente orgullosos de usted.
No hay, pues, ninguna duda: John M. Ackerman calumnia e insulta a los miembros del Movimiento Antorchista Nacional. Me queda perfectamente claro que, como reza la aclaración de RT colocada al calce de los trabajos del señor “las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT”. No obstante, ante una tarea titánica, indispensable, urgente y justiciera como la que se ha echado a cuestas RT, ante los enemigos poderosísimos a los que ya alarma su prestigio, cabe preguntarse, ¿en qué se diferencia John M. Ackerman de los fabricantes y divulgadores de calumnias que denuncia RT? ¿No está uno de los articulistas estrella de RT México en la misma ruta de los fake news? ¿Coopera el señor a aumentar la seriedad y la credibilidad de RT?
Me resta decir con toda franqueza que me gustó la valiente invitación que le hizo Margarita Simonián, Directora de la televisión RT y la Agencia Sputnik, “a Christiane Amanpour y a todos los que lo deseen si tienen suficiente coraje para hablar con Omran (el niño de Alepo) y su familia” con el fin de que conocieran la verdad sobre el niño y su familia y publicaran la verdad. Animado por este buen ejemplo, me permito invitar al señor John M. Ackerman y al equipo de periodistas de RT a que visiten a un grupo de antorchistas de los decenas de miles que hay en el país y que hablen con los colonos o campesinos que ahí encuentren o a que asistan a alguno de nuestros actos de masas o a alguno de nuestros abundantes encuentros culturales o deportivos que congregan a miles de mexicanos. Si quieren, “si tienen el suficiente coraje”, ello les proporcionará elementos fácticos para resolver con conocimiento de causa si se trata de una banda de compradores de votos que no merece más que calumnias y desprecio o, si el Movimiento Antorchista es un fenómeno único de organización de los desheredados de México, si constituye un imponente fenómeno social que, parafraseando a Zhou Enlai cuando respondió a la pregunta de cuáles eran según él las repercusiones de la Revolución Francesa, simplemente dijo: “Es muy pronto para decirlo”. Señores, ustedes tienen la palabra.

Leer más

 

 

El soplón Comey

2017-06-11 21:39:58
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

Y EL MENTIROSO TRUMP
La descomposición política no es exclusiva de México, cada país la sufre a su manera, y los Estados Unidos de América la exhiben a todo color, en pantalla grande y para todos, salvo márgenes de reserva.
James Comey, ex director de FBI en EU, fue despedido antes de que concluyera el lapso por el que fue nombrado; cesantía decretada formalmente por el presidente Donald Trump en base a sus legales atribuciones.
Hasta ahí no había problema, salvo que el motivo de la destitución sembró dudas, por la aventajada investigación que ese buró federal venía haciendo respecto a reales o supuestas intervenciones del gobierno ruso en la reciente campaña electoral de donde salió electo Trump como presidente.
Michael Flynn, de las confianzas de Trump, fue nombrado asesor de seguridad nacional, y poco después fue dado de baja, al salir a flote sus directos y constantes contactos, con altos funcionarios de Rusia, a través de la indagatoria del FBI.
Observando en sus circunstancias y efectos ésos, y otros ominosos despidos, el Senado de EU integró una comisión para que estudiara, primero, la salida de Comey, por lo éste fue citado.
Bajo juramento, el ex director del FBI confesó y testificó, en audiencia pública y en sesión privada, que el presidente Trump en una junta de seguridad pidió a todos los presentes que salieran del despacho, y que únicamente se quedara Comey, quien en ese momento era director de esa oficina de investigación.
Y ya sin testigos le dijo: "tengo la esperanza de que no se siga con esas investigaciones"; y esto, dicho por un presidente a un subalterno, significa una orden, más que una frase esperanzadora, cuantimás viniendo de una persona tipo Trump, sujeto que en toda su expresión irradia prepotencia, superioridad y dominio.
Donald Trump Jr. aseguró, en defensa de su padre, que en éste no es lo mismo "tengo la esperanza" que "estoy dando una orden". Posiblemente esa diferencia sea en los millonarios negocios familiares, pero ante el director del FBI, dependencia que ha aterrado a varios presidentes, la forma de expresarse oralmente es distinta.
Comey lo interpretó "como una instrucción", aunque en vínculo al asesor Flynn, ya que el presidente Trump no estaba siendo indagado; además, porque Trump se refirió a Flynn, juzgándolo como "un buen chico", pero no hay que olvidar que las aves que vuelan juntas son del mismo plumaje, y Trump no se ve que sea buen hombre.
La perversidad perece escurrirle rojiza por toda su piel, y amarilla por su pelo; y, con ese mal ánimo que siempre le acompaña, de inmediato twitió venenoso respecto a lo declarado por Comey: "A pesar de tantas declaraciones falsas y mentirosas, reivindicación total y completa… y WOW, Comey es un soplón."
Ese hedor político está fermentado, la corrupción se encuentra a flor de pellejo, entre un soplón y un mentiroso.
Lo mejor del pueblo estadunidense se encargará de hacer un buen aseo, ¡a fondo!, ante la obstrucción a la justicia.

Leer más

 

 

Avanza AMLO

2017-06-05 14:26:15
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

DE LA BRASAS A LA LUMBRE
El fenómeno político, que corresponde a la ciudadanía, no puede estar en manos del hampa.
Los rumores picarescos de esas pandillas hicieron dos afirmaciones: Enrique Peña Nieto prefiere entregar la Presidencia de México a la oposición, pero no perder la gubernatura del Estado de México; y, Andrés Manuel López Obrador acepta derrota en esa gubernatura, si asegura su acceso a la Presidencia de la República.
Un sana política mexicana no toleraría irresponsabilidades ni chismes, pero nuestro mundo electoral, oficial y partidista, se encuentra gravemente quebrantado.
La hegemonía de un solo partido político, con tres nombres históricos distintos, (PNR, PRM, y PRI) acompañada de un puñado de partidos con formal lealtad opositora, nacidos todos ellos, directa o indirectamente, de las entrañas de esa supremacía, sirvió al desarrollo del país, y generó, también, males que se han agudizado en grado sumo.
Todo lo que sirve se acaba, y acaba por no servir. Esta expresión de sabiduría popular cae como anillo al dedo para esa malsana política electorera que ha hecho de las suyas en el Estado de México, como un tenebroso preámbulo, a cargo del erario nacional, de las elecciones del 2018.
Y es que hemos hecho de todo proceso electoral una perversa y corrupta maquinaria que gasta lo que no tenemos.
Gastamos dinero, tiempo, esfuerzos, tranquilidad, amistades, paz, so pretexto de una democracia que no tenemos.
Para que la ciudadanía elija a sus autoridades no es necesario gastar centenas de miles de millones de pesos; para que al final deciden 7 magistrados.
En la presente elección mexiquense, el triunfador indiscutible es Andrés Manuel López Obrador, quien personificando a MORENA ha obtenido, en cerca de tres años, una enorme cantidad de adeptos y votos, provocando un fenómeno que merece ser estudiado de manera seria.
De inicio, López Obrador es, desde su tiempo de priísta, y después como eficaz opositor, hechura del PRI y del sistema político mexicano; en el entendido de que todas las cosas llevan en su interior el germen de su propia destrucción.
Él y todos sabemos que en el PRI inició su forja; y que habiéndose formado el PRD con gente que militó en el PRI, en ese PRD prosiguió su aprendizaje práctico. Y que el PRI y el sistema lo han venido golpeando con enormes y destructoras olas, pero él ha sabido montarse en la ola de la frustración popular para lograr su propósito: la presidencia de México. Y esa adversidad lo ha venido modelando.
El verso de Sor Juana Inés de la Cruz, respecto a los hombres necios, toma actualidad: queredlo cual lo hacéis, o hacedlo cual lo queréis.
Pero los necios que odian a Andrés Manuel no han leído a Sor Juana. El gobierno gasta contra él 100 pesos, y él contra el gobierno gasta un peso, mostrando mayor eficacia.
Él y todos deberíamos de saber que el verdadero rival y enemigo de AMLO, es él mismo. Y todos vamos, así, de las brasas a la lumbre.

Leer más

 

 

Ante alteraciones planetarias

2017-05-29 12:43:38
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

¡URGEN ACCIONES EFICACES!
El problema no es nuevo, pero a la fecha se ha agravado acelerada y brutalmente por la actual forma tecnológica de producir, y la masiva voracidad consumista de los humanos de nuestro tiempo.
En los cuadernos de notas del artista y científico Leonardo da Vinci (1452-1519) encontramos su teoría sobre los cambios de la corteza terrestre, su relación con las masas de aire que la cubren, y la importancia de los flujos del agua.
Pero lo que me provocó a escribir sobre el tema de cambio climático, con alteraciones planetarias, no fueron las sugestivas percepciones de Leonardo, sino la dramática polución de la Ciudad de México, fija en una fotografía elocuente de Germán Espinosa, de la Agencia El Universal, que se publica en las páginas 66 y 67 del número reciente de la Revista Siempre!
En esa foto la CDMX (otrora "la región más transparente del aire" en palabras de Alfonso Reyes) se observa difuminada por la envoltura de sus propias porquerías convertida en gases.
¡Qué tristeza!, responsabilidad y preocupación, el observar que cada capital de las 31 entidades federativas restantes le sigue con rapidez los pasos a esa mancha urbana del centro de nuestro país, sin que nadie haga algo práctico y eficaz en cada caso real al respecto.
En ese mismo número de Siempre! Camilo José Cela Conde aborda el problema, en una de sus atractivas "Cartas desde Europa", recordándonos que todas las especies animales se mueven, y ahora por el cambio climático más, y denuncia que esto no les preocupa a muchos líderes con poder, lo que los convierte en "ignorantes peligrosos".
También en esa misma edición Humberto Musacchio, con su escribir acertado y sólido detalla la contaminación atmosférica de la Ciudad de México con sus "numerosas partículas suspendidas" atiborradas "por la materia fecal que flota en el aire", acusando a las autoridades por negar el hecho irresponsablemente, ya que ese desastre está a la vista de millones de víctimas; y, dando las gracias con fina ironía a los funcionarios que aseguran que ese mal se resolverá en el 2030.
¡No hay duda!, el calor ha aumentado en todo el mundo, y el frío también. Los casquetes polares están desapareciendo, y acaso reacomodándose. Todo tipo de inmundicias de más de 7 mil millones de humanos, generadas diariamente, han ensuciado al aire, a la tierra, al agua, y a los demás seres vivos de nuestro planeta.
Y no sólo es la contaminación física, química, biológica, material, sino que se han contagiado con ella todos los fenómenos sociales.
Isaac Newton (1643-1727) en su tercera ley, dejó claro que "a toda acción corresponde una reacción de igual magnitud y dirección, pero en sentido opuesto". Con las variables correspondientes, pero esa descripción de un fenómenos natural se ajusta a todos los fenómenos de la vida.
Las alteraciones planetarias no son cuentos chinos, señor Trump, y sobre ellas urgen acciones eficaces.

Leer más

 

 

Corrupción y torpeza

2017-05-21 19:07:43
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

¡CUIDADO CON LAS AFORES!
El ahorro pensionario de los trabajadores de México se encuentra en afores; y, según información oficial, el número de cuentas de afores es aproximadamente de 55 millones, correspondientes a 55 millones de trabajadores.
El valor monetario de todas ellas es de cerca de ¡dos y medio billones de pesos mexicanos!
Dos y medio billones de pesos convertidos a dólares americanos es menos de lo que, según la revista Forbes, tienen los tres hombres más ricos del planeta.
Dos y medio billones de pesos mexicanos es poco más de la mitad del presupuesto del gobierno federal para el año 2017.
Pero casi para todos los 120 millones de mexicanos, dos y medio billones de pesos es una cantidad increíble, abrumadora, incomprensible, ni siquiera imaginable para Ali-Baba y los cuarenta ladrones, tímidos raterillos de cuentos infantiles.
Y hablando de ladrones, con el agregado de los incapaces, ¿qué pasaría si de la noche a la mañana desapareciera ese enorme ahorro de los trabajadores mexicanos?, ya sea por torpeza de quienes lo manejan, o por corrupción, o por ambas causas a la vez.
Deseo con todo mi ser, que ese ahorro pensionario siempre esté creciendo sanamente a favor de los obreros de México, merced a la capacidad y honradez de quienes lo manejan, quienes también son trabajadores, pero de altísima capacitación en el turbulento mundo de las finanzas.
México espera que esa cuantía esté siempre excelentemente manejada; aunque hoy repartida, imaginariamente, entre 55 millones de trabajadores, les tocaría, per cápita, a cerca de 45 mil pesos. Jurídicamente el reparto será de otra forma; sin embargo, el monto de dos billones y medio de pesos, honrada e inteligentemente administrados, significa un extraordinario logro laboral.
Trimestralmente la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro informa al Congreso de la Unión sobre la situación del SAR. El más reciente informe, correspondió a octubre, noviembre y diciembre del 2016, publicado hasta fines de febrero del 2017. Ahí se señala que el 52.8% del total del dinero de afores se encuentra prestado al gobierno federal, convertido en deuda pública, y el gobierno difícilmente cumple con lo estipulado por el artículo 73 fracción VIII inciso 1o de nuestra Carta Magna: "… Ningún empréstito podrá celebrarse sino para la ejecución de obras que directamente produzcan un incremento en los ingresos públicos… los que se realicen con propósitos de regulación monetaria, las operaciones de refinanciamiento o reestructura de deuda… así como los que se contraten durante alguna emergencia declarada por el Presidente de la República en términos del artículo 29", o sea, en suspensión de derechos humanos y garantías.
El 19.9% del monto de afores está prestado a la iniciativa privada nacional, en donde se registran algunas empresas vinculadas a políticos de renombre.
¡Cuidado!, muchísimo cuidado con el manejo de las afores.

Leer más

 

 

TRUMP Y LOS IMPUESTOS… Y MÉXICO

2017-05-16 11:50:12
Fuente: OMAR CARREÓN ABUD

En su discurso del Día de la Victoria, del día en que la Unión Soviética encabezó la derrota del fascismo en la Segunda Guerra Mundial a la que Vladimir Putin llamó “monstruosa tragedia”, recordó que se debió al “auge de la criminal ideología de superioridad racial”. ¿Está muerta esta ideología? ¿qué se usa para justificar los embates ideológicos, los insultos, las descalificaciones de regímenes como los de Siria, Corea del Norte, Cuba o la propia Rusia, para mantener 800 bases militares que cuestan a los contribuyentes de Estados Unidos alrededor de 100 mil millones de dólares al año y, en su caso, lanzar ataques armados? ¿Qué explica, pues, que el imperialismo ataque a otros países soberanos y oprima cada vez más brutalmente a los propios ciudadanos de Estados Unidos? Nada que no sea “la criminal ideología de la superioridad racial”; para mí, sigue estando viva.
La “criminal ideología de la superioridad racial” es una forma de encubrir la opresión de clase. Presentar a clases o razas o nacionalidades que son supuestamente inferiores física, mental o políticamente y que necesitan la tutela, la protección y la enseñanza de otros, no importa que sea por la fuerza y contra su voluntad, es una forma de explicar que unos pocos, muy pocos, sean los propietarios de los medios de producción y, por tanto, tengan derecho a quedarse con toda la riqueza producida mientras las mayorías de la tierra no tienen nada. ¿Cómo justificar, pues, que ocho, sólo ocho potentados tengan en sus manos la misma riqueza que media humanidad? Sólo arguyendo, explícita o implícitamente que poseen algún tipo de superioridad innata: que son trabajadores, inteligentes, genios o que son poseedores de la secreta sabiduría económica.
Estas reflexiones vienen a cuento porque me parece necesario ayudar a esclarecer, a comprender en todas sus consecuencias e implicaciones las políticas económicas oficiales de los países en los que la riqueza se concentra cada vez más, políticas que se defienden como dogmas que la gente debe aceptar aunque no pueda comprobar su veracidad, tales como el mito de que el crecimiento económico –cuando existe- implica necesariamente mejoría en el nivel de vida de las grandes mayorías. Falso. En todo caso, para mejorar el nivel de vida, son indispensables políticas públicas que hagan efectivo el reparto de la riqueza, pero, automáticamente, por efecto la desprestigiada “teoría del goteo”, la riqueza nunca se distribuye justamente entre la población trabajadora.
Estamos ahora ante otro mito de la economía oficial: disminuir los impuestos a las clases ricas, aumenta la inversión, con ella, el crecimiento y, consecuentemente, el nivel de vida de las grandes masas; sintéticamente dicho: se bajan los impuestos a los más ricos, en interés de las grandes masas trabajadoras. Falso otra vez. En días pasados, el señor Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, presentó al Congreso de su país, su proyecto de reforma tributaria que fue catalogado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, como “el mayor recorte de impuestos y la reforma tributaria más grande en la historia de nuestro país”. En realidad, la iniciativa contempla, en su parte sustancial, una inmensa reducción de la tasa impositiva a las utilidades de las grandes empresas que pasaría del 35 al 15 por ciento (sin considerar las maniobras legales y extralegales a las que tienen acceso esos gigantes para eludir sus obligaciones fiscales). Por si no fuera suficiente, la iniciativa de ley, anula además el pago de impuestos para los herederos de fortunas.
En caso de ser aprobada la iniciativa referida, el Center for Tax Policy, considera que solamente el recorte de impuestos a las grandes empresas (sin considerar el aplicado a las herencias), significaría una reducción de 2.4 billones de dólares a los ingresos del gobierno norteamericano a lo largo de una década. ¿Cómo se va a compensar este inmenso recorte? “Con un mayor crecimiento económico”, responden los autores; pero eso es una mentira del tamaño del recorte a los impuestos, ya que los aumentos de las ganancias sólo incrementan el poder de las empresas y, por tanto, su capacidad para evadir impuestos, no aumentan de ninguna manera su sensibilidad social. Aunque ya dije que crecimiento económico no implica mejoramiento en los niveles de vida, creo indispensable añadir que hay estudios serios que sostienen que tampoco causan crecimiento económico: el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos ha estudiado los recortes de impuestos a los más ricos desde 1945 y no ha detectado ninguna correspondencia con el crecimiento económico.
La reducción de ingresos del gobierno significará una reducción drástica de los ya reducidos programas sociales para atenuar la pobreza que existen en Estados Unidos, por una parte y, por la otra, un mayor endeudamiento del gobierno que implica, necesariamente, un aumento significativo de los créditos otorgados por los grandes usureros que, como ya se sabe, padecen congestionamiento de dinero en sus cajas de seguridad. Estamos ante políticas de clase que se justifican diciendo que se trata de “hacer crecer nuestra economía y crear empleos”. Según el ya citado Center for Tax Policy, más de la mitad de los beneficios de esta nueva política tributaria serán acaparados por el 5 por ciento de las familias más ricas del país y el 20 por ciento de los beneficios será absorbido por el 0.01 por ciento de los más ricos de Estados Unidos, la élite de la élite, pues. Y no es casualidad, el gabinete de Donald Trump es el más rico en toda la historia de Estados Unidos.
Ahora bien, si tomamos en cuenta que cuando Estados Unidos promovió al Estado benefactor, México promovió al Estado benefactor y, cuando Estados Unidos decidió lanzarse al neoliberalismo adorador de los mercados, México lo siguió incondicionalmente, no sería ningún abuso esperar que esas reducciones a los impuestos a los más ricos y poderosos se repliquen disciplinadamente en nuestro país, más fundamentada estaría esta conclusión, si recordamos que uno de los aspectos de la reforma fiscal que causó molestia de los empresarios más poderosos en contra del entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, fue precisamente que consideraron que se les hacía pagar demasiados impuestos.
Pero si también tomamos en consideración que tiene mucho de cierto aquello de que cuando a Estados Unidos le da gripa a México le da pulmonía, la aplicación de una política fiscal en nuestro país como la que pretende aplicar Donald Trump en Estados Unidos, significaría una verdadera catástrofe y no sólo para las clases más pobres, sino, incluso, para amplios sectores de las clases medias. El gasto del gobierno ya está recortadísimo, no funciona como herramienta para redistribuir la riqueza, los programas sociales, la obra pública y los servicios están reducidos a su mínima expresión, existe una inmensa deuda gubernamental que se agranda hasta extremos escandalosos si se le suman las deudas de las entidades federativas y los municipios, sólo por mencionar algunos de los síntomas de la grave crisis nacional.
Mucho más sensata, objetiva y alejada de los mitos de la economía oficial en boga en Estados Unidos y en México, resulta ser la recomendada por los expertos de la Comisión Económica para la América Latina (CEPAL), quienes hace dos meses señalaron en el informe anual de Estadísticas tributarias en América Latina y el Caribe (1990-2015), que la región recauda un promedio de 22.8 por ciento del PIB, mientras que en los países de la OCDE, a la que pertenece México, recaudan un 34.3 por ciento en promedio y dijeron que “cuando hablamos de que América Latina debería reforzar su músculo fiscal no es aumentando los impuestos a su clase media, que ya paga una cantidad sustancial, sino revisar las numerosas exenciones fiscales, reforzar los impuestos sobre la renta a los ciudadanos con mayores ingresos y luchar contra la evasión fiscal”. Así de claro. En fin, la región recauda, como queda dicho, por debajo de la media de la OCDE, el 22.8 por ciento, México, sólo el 17.4 por ciento del PIB; saque usted sus cuentas.

Leer más

 

 

Campañas electorales

2017-05-15 00:52:13
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

GRAVOSAS POMPAS DE JABÓN
En la vida del ser humano ha habido lugares, tiempos y modos, mejores que otros para el común de los mortales, y no sólo para los pudientes.
Hoy por hoy, en el mundo y en México, se vive con temor, con violencia, con pobreza, con ignorancia, y con inseguridad; son pocos los países que se observan como excepcionales ínsulas de riqueza y remansos de paz.
Pero aún ellos pueden ser infectadas socialmente, de un momento a otro, por los males de moda, u orillados a participar, bajo su sorpresa y sin culpa directa, de una catastrófica explosión nuclear.
Duele el darse cuenta de que los pueblos de la Tierra califican a nuestra nación, desde hace varios lustros, como un enorme cementerio, y un Estado enfermo.
Se imaginan, con tanta publicidad internacional al respecto, que bajo los cerca de dos millones de kilómetros cuadrados de superficie que tiene México, en cada metros cuadrado hay varios cuerpos humanos enterrados clandestinamente por gente mala, ya sean autoridades u organizaciones delictivas.
Piensan, prejuiciados por la información que les llega, que cada mexicano es un delincuente, y que cada funcionario público o empresario de iniciativa privada es un corrupto.
Consideran que sólo los extranjeros que les gusta la pus y la porquería, y viven en y de ella, vienen con nosotros para hacer tratos ventajosos y sucios.
Observan que nuestro fenómeno político se encuentra lejos, lejísimos, de la democracia, pero que a nuestra realidad electorera le invertimos los cientos de miles de millones de pesos que son dignos de ser gastados, no ahí, sino en nuestras urgentes necesidades sociales a la vista.
No sólo les parecen onerosas esas campañas electorales que calendarizamos año tras año; ya federales, estatales y/o municipales, sino que las juzgan de una gran inutilidad por su pobreza política e ideológica, ya que lo único que están aportando, a altísimos costos, son a los altos funcionarios en vísperas de ser los delincuentes del mañana.
Y el Estado de México es una excelente vitrina, en esta campaña electoral que está padeciendo, de ese garrafal dispendio de recursos económicos, y de las pírricas aportaciones de los candidatos que participan.
De suyo, un Estado de México que fue semillero de políticos de especial importancia para el país, durante el siglo XX, lo han convertido en un grotesco ensayo para las elecciones presidenciales del año venidero, en donde los contendientes a la gubernatura exhiben una mediocridad productora de bombas de jabón para distrae ingenuos.
Desde luego que, por desgracia, esa visión es exagerada, pero algo hay de cierto en ella, y es necesario reconocerlo, no por ufano cinismo, sino para estar en condiciones de superarlo.
Quiera el destino, ayudado por trabajo eficaz bien orientado, que pronto podamos construir lugares, tiempos y modos, mejores y nuevos, no exclusivamente para los multimillonarios, sino para el común de los mortales.

Leer más

 

 

Se solicitan delincuentes

2017-05-07 20:27:35
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

NO HAY VACANTES, PARA TRABAJO HONRADO
En el México actual la gente honesta no encuentra trabajo, y cuando lo halla, con mucha dificultad, recibe salarios de hambre.
Sin embargo, hoy las fuentes de trabajo para actividades delincuenciales son, en nuestro país, muy bien pagadas, de variadas especies e, incluso en algunos casos, dignas de corridos que mueven a la aceptación de ciertos sectores populares.
La escases de trabajo honrado con ingreso decoroso, y la abundancia de oportunidades ilícitas y lucrativas, en el México de hoy, es resultado de nuestras equívocas políticas públicas en todos los fenómenos sociales.
Crasos errores educativos, absurda conducción económica, estúpido manejo político, injusticias por doquier, y aliento constante a la corrupción a todos los niveles, dañando, así, a nuestras instituciones más preciadas.
Y ese mal recibe, todos los días, duros ataques discursivos de los individuos más poderosos del país; pero ellos mismos, cotidianamente, con su conducta producen la corrupción que a todos afecta.
Difícil, pero posible, que de esos grupos de poder salga una generación, capaz y honesta, que logre poner un hasta aquí a tanta truhanería desvergonzada, mejorando con audacia eficaz y talento pertinente toda nuestra organización socioeconómica. Probando, otra vez, que la cuña para apretar debe ser del mismo palo.
Igualmente, puede ser que grupos opositores honestos, fuera del poder, lleguen a realizar una gran limpieza, generando una libertad con orden, y una justicia a toda prueba.
De una u otra forma, lo importante y urgente es restablecer la permanente confianza del pueblo, acrecentándola en base a una conducta gubernativa intachable, de resultados eficaces en seguridad, productividad, y distribución justa de lo producido.
Priorizando la sólida formación de mexicanos con significado nivel cultural y educativo, desarrollando un eficaz esquema escolarizado como parte de un sistema de todos nuestros medios masivos de comunicación, con el auxilio de la experiencia inteligente que hay en esos medios, con el apoyo de sus dueños, pero en caso extremo en contra de los dueños de esos medios, si ellos se convirtiesen en estorbo para los altos fines culturales y educativos de los mexicanos, únicos dueños de todo México.
Si las autoridades gubernativas no son capaces, como no lo han sido, de ganar la confianza de la población, se reprueban a sí mismas.
Y por ello, cada día crece, lamentable y dolorosamente, el número de personas que apoya a la delincuencia organizada. Este inaceptable fenómeno es urgente frenarlo, pero no a balazos, sino con inteligencia. Requerimos cuidar, respetar y apoyar, a nuestras fuerzas armadas; de lo contrario, entramos a un caos de grave costo.
Beatriz Pagés en editorial aparecido en el número 3333 de la prestigiada Revista Siempre, llama a no permitir que "la delincuencia se monte en la pobreza para desacreditar a nuestras instituciones".

Leer más

 

 

El Galletazo (05 de Mayo, 2017)

2017-05-07 11:01:52
Fuente: Don Galleto

Leer más

 

 

¿Un crecimiento anónimo?

2017-05-01 23:09:47
Fuente: Ignacio Martínez

Estamos acostumbrados en Michoacán a que las malas noticias son las que venden, las que llaman la atención, hoy me quiero permitir insistir en una noticia que parecería ha pasado desapercibida por el simple hecho de ser buena noticia, pero que finalmente ha impactado en la vida de usted.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía(INEGI), Michoacán es en el cuarto trimestre de 2016 el estado de la República con mayor crecimiento en su actividad económica , aumentando incluso un 10 por ciento en relación al mismo periodo de 2015.

Algunos dirán que en esto ha influido el periodo vacacional de noche de muertos y su crecimiento turístico que es una realidad o que es época de ventas de las frutas que nos ponen como el principal productor y exportador de productos como aguacate y berries, sin olvidar a los limones. Otro factor que no podemos olvidar es el de los ingresos en Michoacán por las remesas que ante el efecto Trump provocaron que nuestros paisanos pensaran más en los familiares en su tierra.

Como dice el clásico “haiga sido como haiga sido” Michoacán se convierte y lo repito como la entidad en México con el mayor crecimiento económico en el cuatro trimestre del 2016.

El gobierno está en todo su derecho al expresar que las políticas públicas en materia económica y la confianza del sector empresarial han permitido ese fenómeno en relación al mismo periodo del 2015, es decir, en pocas palabras estamos mejor de fines de 2015 al fines del 2016.

A decir del encargado de las políticas públicas en materia de desarrollo económico Jesús Melgoza Velázquez, si bien éstas son buenas noticias, se redoblarán esfuerzos para detonar la inversión en Michoacán: "Estamos conformando una agenda conjunta con el sector empresarial para que se consoliden las inversiones en Michoacán, tanto las locales como las extranjeras, y mejorar todos los indicadores económicos de la entidad", pero como se lo he mencionado muchas veces en muchas ocasiones en este estado las buenas noticias no son por si solas capaces de generar un impacto como tal.

Según estas cifras del INEGI de octubre a diciembre del 2016, nos podemos comparar e incluso estamos por arriba en este sector con Querétaro, Colima, Zacatecas, Sinaloa, San Luis Potosí, Ciudad de México y Nuevo León.

Desafortunadamente a veces preferimos sembrar desde los medios de comunicación desánimo que lleva a la angustia y a la desestabilización, cuando deberíamos sembrar ánimo que nos lleven a la confianza y a la esperanza.

Nos guste o no a muchos, las cosas han cambiado en Michoacán en el último año, nada que ver con el anterior gobierno donde se vivía en el caos y es responsabilidad hoy, destacarlo.

Leer más

 

 

Cándidos opositores

2017-04-30 21:09:39
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

CON AMLO COLABORAN
"Lo que se opone apoya" es una expresión que utilizó en un momento de su vida el destacado mexicano Jesús Reyes Heroles; y no pocos, lo recuerdan por ello.
La idea que expresa esa frase la encontramos en la Filosofía de la miseria, obra del abogado francés Pedro José Proudhon (1809-1865), al decirnos que "el movimiento ateo al oponerse al drama teológico lo apoya… como toda lucha entre atracciones opuestas…" Y ese libro concluye con el mensaje: "El sistema de contradicciones sociales se presenta como un puente mágico que se levanta sobre el río del olvido."
El filósofo alemán Carlos Marx (1818-1884) leyó, ofendido, esa obra, y la contestó con otra titulada La miseria de la filosofía, en donde inteligentemente refutó las tesis de Proudhon, citando al final una frase de la escritora francesa George Sand (1804-1876): "Lucha o muerte, lucha sangrienta o nada; así es como se plantea inevitablemente la cuestión."
"Lo que se opone apoya" nos dice algo, pero no todo. ¿Quién se opone?, ¿a qué se opone, o a quién se opone?, ¿en qué consiste su oposición?, ¿por qué se opone?, ¿cómo se opone?, ¿cuándo y dónde se opone? Las respuestas nos dirán si con su oposición apoya, o no.
Si siempre, en absoluto, pensáramos que quien se opone apoya, desalentaríamos, para mal, a toda oposición.
Al revés, también, la expresión es falsa: lo que apoya se opone.
No olvidemos que todo juicio universal afirmativo o negativo tiende a absolutos inexistentes. Mejor digamos, a veces, lo que se opone apoya.
Y ahora sí, una de esas veces ha vuelto a repetirse en la política mexicana. Los rabiosos ataques e injurias a Andrés Manuel López Obrador por la supuesta ilegal entrega de dinero a la morenista Eva Cadena, en lugar de haberlo reducido, lo fortalece.
Se ve tan burdo ese montaje, como tan cerriles e ingenuas las urgentes actitudes programadas por los líderes de los más importantes partidos políticos nacionales, lanzándose contra el enemigo público número uno: AMLO.
Algún día se van a dar cuenta de que su oposición, errónea, apoyó eficazmente al triunfo de Andrés Manuel.
El séquito de aplaudidores que los rodea ciega la cordura que debe de tener todo dirigente de partido, quien debe ser cabalmente honesto, y atacar con ahínco los verdaderos problemas de México, para auxiliar a resolverlos.
Para ello, necesitan ser conocedores de las contradicciones, agudizadas, que viven todos nuestros fenómenos sociales, internos e internacionales.
Sin embargo, puede ser que el equivocado sea yo, porque esos dirigentes de partidos nacionales quizá lo que desean, al oponerse a AMLO, es, en el fondo, colaborar para su éxito.
Si así fuese, van por buen camino, al construirle a López Obrador el puente mágico que se levante sobre el río del olvido.
Y conducirán a México a la lucha o muerte, a la lucha sangrienta o nada. Si ésa, para esos dirigentes de partidos políticos, es la cuestión.

Leer más

 

 

El Galletazo (28 de Abril, 2017)

2017-04-28 20:53:19
Fuente: Don Galleto

Leer más

 

 

Los niños y los trabajos

2017-04-23 16:02:41
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

EL JARDÍN DEL PARAISO
Nuestro calendario gregoriano de 365 días, más un cuarto de día, está pletórico de festejos de toda índole; este domingo 30 de abril es Día del Niño, y de inmediato el lunes 1 de mayo será Día del Trabajo. Los dos valores: la niñez y el trabajo, bien valen nuestra reflexión, en un tiempo atormentado por conductas y noticias malas.
Los niños, los cachorros humanos, son algo así como las primaveras de nuestras vidas, las primas veras, o sea, nuestras primeras verdades, frescas, nacientes, tiernas, inicios, limpias promesas, ante los mundos que los adultos fabrican, entre otras cosas, con algunas mentiras.
Por natura y por cultura nacieron, nacen y nacerán, como lo externó magistralmente José Martí, "para ser felices", en aquellas publicaciones inolvidables que siguen llevando por nombre La edad de oro, esos iniciales tiempos que pertenecen al metal más limpio y más preciado.
Así que todos tenemos el deber de hacer felices a todos los niños de la Tierra, infantes dichosos en su ventura y aventura al ser bienvenidos al banquete de la vida.
Incumplen con esa obligación los que despiadadamente los masacran a través de gases en esa Siria que otrora fuera el encanto del oriente, y por igual faltan, los que para vengar a esos infantes sirios asesinados, lanzan contra ese mismo país bombas de millones de dólares que matan a otros niños tan inocentes como las víctimas vengadas.
Eso revela la estúpida maldad de los actuales poderosos, quienes son los herederos de un poderío que ha afectado, entre otros, a la niñez de todos los países pobres y en subdesarrollo, por tener el pecado de ser los explotados de los imperios.
Todos los planes de solidaridad y auxilio, si son serios, deben enfocarse a la niñez, a su salud y educación, a efecto de crear responsablemente el buen futuro del Hombre.
Cuidando mucho que el niño desde sus primeros días valore lo que significa el trabajo, uno de los mejores atributos humanos, el que jamás será castigo impuesto por algún Dios, el que nunca podrá ser una pena acompañada por la expulsión de un paraíso, ya que al contrario, el trabajo es la única herramienta con que el Hombre cuenta para construir sus propios paraísos.
La cultura y la educación deben servir para que el niño aprenda a trabajar, con sus manos y su cerebro, puesto que eso le permitirá su propio desarrollo.
Trabajar en su hogar, en su escuela, en su comunidad, para jugar y para aprender; desde luego no para que sea sujeto de derecho laboral, ni para que produzca plusvalía que engorde a algún patrón voraz y perverso. ¡Esto jamás!
Empero, los niños deben aprender haciendo, y deben de cultivarse, para que nunca se les olvide que lo generado por ellos cuando infantes y cuando sean adultos, ya sean bienes o sean servicios, requiere y exige ser distribuido con clara equidad de dimensión humana.
Que la distancia entre ricos y pobres sea de pocos centímetros, pero no de kilómetros.

Leer más

 

 

El Galletazo (21 de Abril, 2017)

2017-04-21 21:32:27
Fuente: Don Galleto

Leer más

 

 

Kim y Trump

2017-04-16 19:21:29
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

MEJORAR SUS LIDERAZGOS
El presidente estadunidense Trump, a sus 70 años, con una altura de 1 metro 88 centímetros sigue siendo golpeador y busca bullas; mientras, el líder supremo norcoreano Kim Jong-un, a sus 33 años, con una altura de 1 metro 75 centímetros es un provocador contumaz a la guerra nuclear.
De esa manera actúan, y gustan de exhibirse en ese triste y desalmado papel, de suscitadores de confronta atómica de alcances incalculables.
Corea del Norte tiene, al igual que EU, una economía de guerra. Bélica y hacendariamente los estadunidenses son muy superiores, en el mercantilismo y en el combate. Los americanos tienen a muchos países en explotación permanente, como fuentes de ingresos. Los norcoreanos están solos y semiaislados, pero con cohetería de cabezas nucleares.
Kim y Trump se están tanteando, y en sus fines y tácticas pueden llegar a tontear, afectando severamente a sus propios pueblos, pero desgraciando a otros que nada o poco tienen que ver en ese asunto de truhanes encubiertos como jefes de Estado.
China, Rusia, Comunidad Europea y ONU, no deben ser sólo observadores pasivos de esas querellas que acercan a todo el planeta Tierra a su destrucción temprana; menos aún, ingenuos buitres en acecho de lo que quede.
Las naciones del orbe, sus gobiernos y sus pueblos, deben exigir respeto para los humanos y su hábitat terrícola, tan rico en diversidad de vida.
Impidamos toda guerra, y detengamos las que se encuentran en desarrollo. Frenemos los preparativos de agresión militar. Aprendamos que el poderoso o los poderosos, en turno, a través de medios masivos de comunicación siembran odio, en la gente, contra sus enemigos.
Así, incitaron a que se aborreciera a los alemanes, japoneses, norcoreanos, vietnamitas, cubanos, afganos, iraquíes, iraníes, sirios, musulmanes, a los de Isis, incluso a los mexicanos recientemente, calificándolos de los "malos, diabólicos, perversos", cuando conviene al interés político-mercantil de la pequeña pandilla internacional que manda en esta parte de occidente.
Pero lo mismo hacen los amos de otros epicentros de poder en el mundo: siembran previamente resentimientos a sus pueblos en contra de sus enemigos, y a través de sus propios medios de comunicación masiva.
Siempre obrará mal el poderosos que engaña a sus congéneres para excitar a la guerra, y por ende a la muerte. Tan malo el Trump como el Kim, al envenenar irresponsablemente a sus respectivas poblaciones con el rencor y el miedo contra otras naciones y otros hombres.
Si el pueblo de los EU hiciera entender al presidente Trump que ganarían más si en lugar de lanzar bombas que cuestan miles de millones de dólares, y que matan, mandara técnicas para producir alimentos, medicinas, y vivienda, para la vida; incluso, reafirmarían con ese proceder su liderazgo mundial.
Cuando el pueblo de Corea esté unido y no dividido en dos, empleará ese gran potencial en fuerza para la paz, con desarrollo.

Leer más

 

 

TLC se modernizará

2017-04-07 23:58:50
Fuente: Marco Antonio Aguilar Cortés

LOS AZTECAS ERAN NAZIS
La voz de todo imperio porta, en el fondo o en la forma, imperialismo. A veces, como el caso de la hermana España, ya sin alcances de realeza despótica, sigue padeciendo a algunos españoles con ese viejísimo síndrome.
Caso individualizado lo protagonizó, recientemente, el presidente de la televisión pública española José Antonio Sánchez, quien presintiendo sus equívocas percepciones se disculpó de antemano: "Mi falta de conocimiento sobre el asunto, mi exceso de trabajo y el poco tiempo que he tenido hace que la calidad de las palabras que voy a pronunciar deje mucho que desear, por lo que pido perdón por las mismas".
Lo dicho, por él, hace que merezca el perdón, pero también que merezca el despido de su cargo público, tan necesariamente vinculado con toda América, sobre todo la de habla hispana.
Su concepto sobre que “España no fue colonizadora, fue evangelizadora”, es de entrada mitad mentira; siendo la otra mitad una verdad a medias. Está a la vista de todos que España fue colonizadora. En esto no hay duda.
Y España fue evangelizadora, tanto con misioneros humanistas, a quienes gratamente se les recuerda, como con monjes asesinos, ladrones y violadores de ingrata memoria.
No pueden ser bondades de la conquista las iglesias ni las escuelas ni los hospitales, porque varias de las 136 naciones que existían en 1519 en este territorio, que hoy es México, tenían templos, colegios, y contaban con sanatorios, a la altura de sus tiempos y bajo el desarrollo de sus condiciones.
Pero todo lo anterior puede ser discutible; empero, lo grave de las palabras del señor Sánchez, seguramente un destacado técnico de la televisión hispana, es el haber hecho suyo, conscientemente, lo asegurado por la antropóloga australiana Inga Clendinnen, autora de un libro sobre los aztecas: "Lamentar la desaparición del Imperio azteca es como mostrar pesar por la derrota de los nazis en la II Guerra Mundial".
Los aztecas, como parte de las tribus nahuatlacas o centro de un imperio, nunca fueron nazis; y aplicarles tan retroactivo concepto es error lógico, político e histórico, pero sobre todo ético.
Eso por una parte, y por la otra, en la Segunda Guerra Mundial perdieron los nazis, pero los nazis alemanes, los nazis gringos, por ejemplo, siguen gozando de buena salud, y hoy en el 2017 el mundo vuelve a sufrirlos.
Obsérvese cómo tratan a quienes les han aportado, entre otras cosas para su grandeza, territorio, recursos naturales y mano de obra calificada. Ponerles un muro de contención para humillarlos, con intención de encierro para explotarlos mejor, y a su contentillo y ventaja, modificar el texto del Tratado de Libre Comercio que ellos mismos impusieron en su inicio.
A eso le llaman, ahora, modernizar el TLC, cubriendo con palabras una dolorosa realidad que tiene cómplices en el gobierno de México.
Con España el biombo era: evangelización; con EU de Trump es: modernización.

Leer más