Perrito abandonado consigue trabajo en gasolinera

2017-02-25 11:53:48
Visto:
Fuente: Excélsior

r desgracia cientos de perros son abandonados día con día en las calles del mundo, esto debido a personas que prefieren una salida fácil cuando no quieren hacerse cargo de sus mascotas.

Este fue el caso de Negão, un labrador negro, que fue abandonado por su dueño cerca de una gasolinera en Mogi daz Cruzes, en Brasil, cuando el establecimiento apenas estaba en construcción.

Sabina Plannerer y su pareja son los dueños de esta gasolinera y fueron quienes descubrieron al perro caminando por los alrededores. El animal estaba muy asustado y parecía que esperaba que su ex dueño regresara por él.

Afortunadamente Sabina tomó la mejor decisión al adoptarlo, y no solo eso, también lo convirtió en un empleado de la gasolinera, siendo el mayor atractivo de esta parada.

Lo adoptamos inmediatamente y le dimos todos los cuidados veterinarios que necesitaba. Lo llevamos a la clínica para vacunarlo y que lo desparasitaran, le compramos comida, una casa y una correa para sacarlo a caminar’, relató Plannerer al sitio web The Dodo.

Cuando la gasolinera abrió, Negão obtuvo su credencial que lo acredita como trabajador e incluso un uniforme que consiste en una gorra, la cual porta con orgullo y con una sonrisa en su rostro.

Negão espera a la gente que llega y después sale a saludarlos, inmediatamente se los gana con su encanto. Nuestros clientes lo aman, incluso algunos le traen juguetes’

Todos los días el afortunado perrito disfruta de paseos por la ciudad gracias a los empleados de la gasolinera, que siempre están atentos a que esté seguro y feliz.

La historia de Negão llego a medios locales y con esto al grupo FERA, que busca promover la adopción de perros por parte de empresas cuando estos animalitos no encuentran un hogar tradicional.

Ha sido sensacional, esto promueve que las personas tengan más respeto por los animales. Los trabajadores disfrutan tener un compañero con cuatro patas’, declaró un activista del grupo FERA.

Ahora Negão tiene una gran familia y vive tranquilo y feliz, ojalá con esta historia más personas tomen la iniciativa de adoptar a un perrito.