Sueños que valen oro

2017-03-07 08:26:35
Visto:
Fuente: El Economista

“A la gente le gusta ver imágenes que lo lleven a un lugar mejor”, nos dice Pepe Soho, y aunque se refiere a otros, probablemente está hablando de sí mismo y del tiempo en que cayó en una depresión terrible: “Hace algunos años tuve un accidente... me caí de un caballo y me rompí las rodillas, además tuve una infección en el estómago por exceso de antibióticos: un hongo me perforó el estómago y se me fue al cerebro”.

Al inicio, no sabía que debía curar primero pues si empezaba por uno, no había forma que no repercutiera en el otro: “Fueron meses en el hospital y caí en una depresión de todo: emocional, física, mental. Salí luego de tres años gracias a que compré una camarita y me puse a tomar fotografías en Chapultepec, en compañía de mi perrito”.

Y ese fue el comienzo de Pepe en el mundo de la fotografía. Salió a un lugar mejor: Luego de vivir “de” y “en” la vida nocturna (era dueño de un antro), se alejó de todo eso y de las botellas de whisky que consumía en el ambiente nocturno, para enfocarse en el arte. Nunca volvió a ir a un antro, ni a reventarse ni a salir de noche: “La fotografía es mi luz, la naturaleza es mi Dios. En mis fotos me doy esperanza y le doy las gracias a la naturaleza, soy fan de ella, así que mi trabajo es un homenaje”.

Pepe Soho es un campeón, no sólo por haber salido de su depresión sino por haber recibido un importante galardón: la Medalla de oro en el World Photographic Cup (WPC) 2017, realizado en Yokohama Japón, en la categoría Naturaleza, con la foto, Believe, imagen capturada de las Torres de Paine, Chile.

El comité de la Copa está conformado por seis países (Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Dinamarca e Italia), quienes eligen 10 piezas por cada una de las seis categorías existentes: Retrato, Naturaleza, Ilustrativa, Reportaje, Comercial y De Boda. Son 26 países los que participan.

Otros mexicanos quedaron en los primeros lugares: Félix Alejandro Hernández Rodríguez en octavo lugar dentro de la categoría Ilustrativa; Laura Gabriela Olmedo, en décimo lugar, categoría Reportaje; y Ricardo Urroz, también décimo, en la categoría Comercial.

Con respecto a su pieza ganadora, Believe, Pepe nos comenta: “Desde que fui, veía fotos donde tomaban la escalera y la colocaban en otro lugar, y decía ‘híjole, pero si puedo llegar ahí y meter esa escalera al lago, y tomar la foto con un lente gran angular abajo, sería increíble, como si la escalera te llevara a la montaña”. Y así lo hizo.

“Con el gran angular parece que la montaña está a unos metros de la escalera cuando está a kilómetros. Lo que digo es que todo depende de tu fe y de tus sueños, es la distancia que hay entre tú y la montaña. Todo es relativo, depende de tu mente y de las ganas que le eches”, comenta Pepe, con cuyo trabajo y experiencia de vida espera a poder inspirar a las personas.

Para Soho, su oficio es una actividad espiritual que requiere paciencia: “Hay gente que ha ido al lugar y me dice que tomaron fotos pero que no se ve así. Tienes que estar un año para que te toque. Llevo año y medio tomando fotos en la Ciudad de México y llevo tres fotos buenas. La profesión que me vino como anillo al dedo porque soy la persona menos paciente del mundo. Así es la fotografía de paisaje”.