Por el glaucoma perdí mi ojo izquierdo

2017-03-12 14:13:20
Visto:
Fuente: Redacción

“La operación que me hicieron permitió salvar mi ojo derecho. Desafortunadamente el izquierdo ya lo perdí por el glaucoma que me diagnosticaron hace tres meses”, narra la señora María Enriqueta García Mejía. “La posibilidad de quedar totalmente ciega me provocó una gran angustia y temor”.

Mientras le aplican gotas para ampliar la pupila de su ojo operado, la paciente refiere que por más de 25 años no se hizo un examen de los ojos. "Uno cree que nunca le va a pasar nada, no nos revisamos Y ahí están las consecuencias".

En el marco del “Día del Glaucoma”, que se conmemora este 12 de marzo, la señora García Mejía explica los efectos de esta enfermedad crónica, que constituye la segunda causa de ceguera en el mundo: "De pronto sentí en mis ojos como un relámpago y todo se puso en blanco. Luego, se apagó, y dejé de ver".

Al dar su testimonio sobre su padecimiento, la señora García Mejía recuerda que en octubre pasado acudió al Centro de Salud de Azcapotzalco. De ahí la transfirieron un mes después al Servicio de Urgencias del HJM. "Ya no veía. Era una cosa tremenda. Me angustiaba sólo pensar que no volvería a ver", dice.

Arropada por sus familiares, que desde que llegó al Servicio de Urgencias del Hospital Juárez de México no se separaron de ella, la señora Enriqueta García Mejía indica que la doctora Laura Ríos, adscrita al Servicio de Oftalmología, la operó el pasado 22 de febrero. “En menos de una semana he vuelto a ver, me siento mucho mejor”.

Mientras le aplican las gotas en su ojo, reconoce que la atención que le han dado en el Servicio de Oftalmología le devolvió la confianza, “y aunque hay algunas molestias, espero recuperarme pronto con el apoyo solidario de mis familiares”.

“Hoy –subraya- puedo asegurar que siempre es mejor prevenir que curar. Si hubiera acudido a revisarme oportunamente, tal vez no hubiera perdido mi ojo izquierdo”.

Cabe hacer notar que el glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa, crónica, que provoca aumento de la presión intraocular, causando una disminución progresiva de la visión. La falta de diagnóstico y tratamiento oportuno ocasiona ceguera”.

De acuerdo con los especialistas, esta patología no suele presentar síntomas, por eso es fundamental acudir al oftalmólogo para un diagnóstico precoz.

El Día Mundial del Glaucoma pretende llamar la atención sobre esta enfermedad, por lo que el Servicio de Oftalmología del Hospital Juárez de México hace un llamado a la población de 40 años de edad o más, para que regularmente acuda a hacerse un examen de sus ojos.