Molestos vecinos de Galaxia Tarímbaro por obra abandonada convertida en foco de infección

2017-06-16 16:02:42
Visto:
Fuente: ABUNDIO MOLINERO

Vecinos de la primera etapa del fraccionamiento Galaxia Tarímbaro pidieron la intervención del muchas veces alcalde de ese Municipio, Baltazar Gaona Sánchez a quien le reclamaron que autoridades hayan dejado semiabandonada una obra que se ha convertido en un verdadero foco de infección sanitario pues las aguas negras están expuestas a la intemperie y las cuales con las lluvias que se han registrado, ingresan a las casas habitación de la zona.

La problemática de los vecinos de al menos 50 casas que se ubican entre las calles Neptuno y Urano, se ha extendido al menos a otras tres cuadras al referir que la vialidad afectada está conectada a otros fraccionamientos y comunidades rurales donde históricamente se registran inundaciones en temporada de lluvias pues acusaron que la empresa constructora SARE, dejó el sistema de drenaje conectado al Club Erandeni cuya válvula es cerrada de manera periódica lo que ocasiona graves problemas a los vecinos.

Ante ello, 8 familias que eligieron dicha zona para vivir, tuvieron que ser reubicadas a la segunda etapa del fraccionamiento ya que la altura del agua sucia llegaba en ocasiones hasta el metro de altura y si a eso le agregan los baches que se generan en estas fechas, la calle se encuentra casi imposible para transitar.

Dijeron que cada año antes de la temporada de lluvias, entregan escritos a la autoridad para que los apoyen en arreglar de manera definitiva el camino y sus conexiones pero apenas hace unos meses comenzaron los trabajos para su reconstrucción pero fueron suspendidos días después y que al momento, la calle Meteoro que conecta con el camino a Peña del Panal y la nueva carretera del Erandeni, presenta una afectación de alrededor de 50 metros lineales.

El problema se presentó luego de que la empresa constructora contratada por el municipio de Tarímbaro detuvo la obra apenas a unos días de iniciada argumentando que el municipio no les había cubierto los pagos correspondientes para culminar los trabajos.

Por último, los denunciantes precisaron que luego de las dos veces que la obra se detiene supuestamente por el mismo motivo, las excavaciones se quedaron "a medias" sin completar lo que se había avanzado y dejando el drenaje que contiene aguas negras, expuesto al aire libre y por consiguiente a las enfermedades que puedan contraer los colonos y sus familias.